lunes, 22 de junio de 2009

Enamorarse más de la cuenta es una mala inversión.

¿Ya vas a regresar?
Te has ido mil años
pero tu olor sigue aquí.
¿Ya vas a volver?
Mis manos están vacías,
mis brazos no se cansan de buscar.
¿Ya vas a venir?
No te he escuchado en siglos
y tu voz aún me sigue.
Publicar un comentario