lunes, 25 de marzo de 2013

365x3

Tres
cientos
sesenta y cinco
días
por tres.
Añádele uno más
o mil.
Añádele decenas de lunas
o cien.
Miles de estrellas
que no pudimos ver
sobre nuestras cabezas.
Y se fueron.
Desaparecieron
millones de años luz atrás.
"¿Cuántas más vendrán?",
se preguntó Tarcila
mientras te miraba
a los ojos.
Tú no sabías
qué pasaba
por su cabeza,
pero sonreíste:
por la tuya
pasaba
lo mismo.
Publicar un comentario