jueves, 20 de agosto de 2015

Sin título

O le falta al Amor conocimiento
o le sobra crueldad 
 (...)¿quién ordena
el terrible dolor que adoro y siento?
(Cervantes)

Te irás una vez más
y yo quedaré en la calle, vacío
mi pecho; mi nombre, Soledad. 

El mundo seguirá
apretando su odio contra mí. Y mis
brazos, vacíos; sin risa el rostro;
distante el pasado,
pisándome la frente, el futuro
golpeando mis entrañas, el hoy.

No voltearé hacia ti.
No encontraré recuerdos, no esperaré
tu mano acariciando mi piel.

Preguntaré, en cambio,
qué camino me sacará del limbo,
del vacío. Preguntaré
cuál de estos caminos
será el que finalmente me lleve
y me arranque de la verdad.
Publicar un comentario