sábado, 3 de octubre de 2009

Ven

Me desperté porque venías
sin darme cuenta de que estaba soñando tu llegada.
Entonces, cerré los ojos
pero ya no pude dormir.
Había gastado mi única oportunidad de estar contigo
tratando de hacerte real.
Publicar un comentario