domingo, 20 de marzo de 2011

(sin título)

Cuando respiraba, sentía el olor de él sobre sus hombros.
Sin darse cuenta, él ya estaba con ella todo el día,
todos los días.
Sin querer, sus olores se habían hecho uno solo
y olvidó lo anterior a él.
Con todo el corazón, fue ella en él
y lo respiró.
Publicar un comentario