martes, 4 de agosto de 2009

El olor

¿Y si empieza a oler mal?
Esparciremos un poco de libro,
del olor a libro que tan bien nos sienta.
Unas páginas abiertas por aquí,
otras en esa esquina,
que creo es de ahí de donde viene el hedor.
Respiro en el papel
que es más reconfortante
que la podredumbre.
¿Son las palabras impresas?
¿Es el papel en sí?
¿O tal vez la mezcla de ambos?
¿Se colará un poco de la esencia de quien escribe?
¿O será un olor tan vano y terrenal como el de una pared?
Publicar un comentario