miércoles, 26 de agosto de 2009

Los peces

Los peces están más felices en el cielo que en el mar, porque el cielo es diferente y los peces son muy curiosos.
Entonces, de vez en cuando les crecen las alas para que puedan explorar lo que les interesa. Cuando están volando, se sienten libres. Miran la ciudad y el mar desde lo alto y sueñan con poseerlo todo.
Cuando regresan al mar, se ponen tristes por un tiempo ("es la depresión post-vuelo", dicen), pero después recuerdan que en cualqueir momento pueden sacar sus alas y volar.
Publicar un comentario