domingo, 5 de septiembre de 2010

Dolor

No soñé que me dolías:
fue real.
Desperté con tu recuerdo
atravesado en el pecho.
Publicar un comentario