domingo, 29 de julio de 2012

Diario

Lejana.
Ni tú ni yo
somos ya tú, ni ella.
En un abrazo
no se fundieron,
se intercambiaron.
Y ahora es ella, tú y yo
la que tiene frío
y los zapatos rotos.
Es ella, tú y yo
a la que golpean,
la que trata sin éxito
de taparse ese ojo morado.
¿Y quién es
la que toca el piano,
la que va a conciertos
y pasea por el río?
¿Con quién se ríe Nora ahora?
Dos meses pasaron
y dónde estarás, Alina Reyes.
Dónde estaremos, la Alina de allá
y la de acá.
¿Habrán más abrazos
o fue este el último?
Estás, eres lejana.
Ni tú ni yo, ni ella.
Publicar un comentario