jueves, 11 de octubre de 2012

sosáieti


Querían mejorar lo inmejorable
defender lo indefendible.
Nadie entendía nada, es verdad.
Todos nos preguntábamos ¿por qué?
Entonces las personas hablaban
y decían lo que creían
y decían lo que querían
y decían lo que anhelaban
creían querían anhelaban
creían que querían que anhelaban
y al final nadie hizo caso
porque a nadie
le importaba lo que el otro
creía
quería
anhelaba
Cerraron ojos, labios y oídos.
Y se durmieron en los otros.
Publicar un comentario