domingo, 21 de marzo de 2010

El fin

Después de pasar tanto tiempo sin saber nada de él, se le apareció en sueños. Tarcila vivió de una vez, el fin del romance.
Estaba indiferente, no respondía a sus "te amo". No quería dormir con ella, ya no quería más duchas juntos. Si ella se iba, ya no le importaba, no la extrañaba. Tarcila lo tenía claro.
Cuando despertó, tuvo ese sabor en la boca del no saber, pero por fin pudo estar tranquila.
Y vivió.
Publicar un comentario