viernes, 23 de abril de 2010

Verte

Quisiera no verte más,
pero de mi mente no puedo escapar
y al parecer, no quieres salir.

Entonces, estamos atrapados los dos,
cautivos en mi cerebro
que hace lo que quiere conmigo.

Quisiera no verte más,
pero de mi mente no puedo escapar
y al parecer, no quiero salir.
Publicar un comentario