martes, 15 de junio de 2010

Antes de dormir

Estaba en tus manos, pero las tenías abiertas y temblabas. 
Entonces me caí.
Alguien me recogió
pero no me puso en sus palmas como tú.
Me abrazó a su lado 
y caminamos juntos.
Ya no resbalé.
Publicar un comentario