jueves, 26 de agosto de 2010

Luna

Vio la Luna llenísima, redonda y amarilla y quiso ir volando a abrazarla. Atravesar ese árbol sin hojas que la tapaba por partes y llegar a ella, y contarle lo linda que estaba y darle besos en los cachetes.
Vio la Luna inmensa, completa de amor y quiso decirle "te quiero" y agradecerle por ser tan hermosa. Luego, regresar en caída libre hacia la Tierra y ser feliz por esa noche.
Publicar un comentario